4 potentes imágenes históricas que nos dejó la primera parte de ’Héroes invisibles’

La producción cuenta la historia real del diplomático Tapani Brotherus (Heikkilä), quien llegó a Santiago de Chile en 1972 para establecer una embajada, previo al Golpe de Estado del 11 de septiembre 1973.

El objetivo de su llegada era negociar y firmar un acuerdo comercial con el gobierno nacional, aunque esto se vio truncado.

Fue él quien, luego que la Junta Militar de Gobierno de Augusto Pinochet derrocó al gobierno de Salvador Allende y tomó el poder, salvó a cerca de dos mil chilenos de ser detenidos por las Fuerzas Armadas, dándoles asilo ilegalmente en su residencia diplomática ubicada en la capital.

Este primer capítulo muestra potentes imágenes históricas del país, dividido por la política y golpeado por la crisis económica, el desabastecimiento y el acaparamiento.

El niño que busca cigarros

Una de las escenas más potentes ocurre cuando la esposa de BrotherusLysa (Sophia Heikkilä), se dirige al centro de la capital para comprar alimentos y preparar una cena en la que estarían importantes políticos de gobierno.

Al llegar a un mercado se encuentra con una larga fila de compradores que esperaban obtener cigarrillos. “¿Para qué es esto?”, pregunta el personaje a un niño que estaba en el lugar. “Para comprar cigarros”, responde el menor.

“¿No eres un poco joven para fumar?”, pregunta Lysa. El niño responde que su abuela lo mandó a comprarlos, “para después cambiarlos por pescado en la pescadería”.

Segundos después aparece el dueño del local para anunciar que no tenía mercadería, enfrentando el enojo de quienes esperaban adquirir los productos.

Ante la incertidumbre del niño, Lysa saca dos paquetes de cigarrillos de su cartera y se los regala al menor, para que más tarde pueda adquirir comida. “Toma, suerte con el pescado”, le dice.

Captura | CHV

El bombardeo a La Moneda

En la serie, la Embajada de Finlandia estaba ubicada frente a La Moneda, en un piso superior, por lo que dos trabajadores diplomáticos tuvieron una vista en primer plano del bombardeo a la casa de gobierno.

De hecho, segundos antes de que cayeran los aparatos explosivos desde los aviones de la Fuerza Aérea, uno de ellos mira por la ventana y, tras el impacto, se ve afectado por los vidrios que explotan.

Luego de esa escena se escucha la transmisión de una radio en la que el teniente coronel Roberto Guillard anuncia que tomaron el control del país.

“Teniendo presente, primero, la gravísima crisis económica, social y moral…” alcanza a decir el militar.

Los dos diplomáticos que estaban en la Embajada logran salir del lugar, pero en la calle se encuentran con piquetes de militares, disparos y polvo por doquier.

Captura | CHV
Captura | CHV

El salto

El encargado chileno de cerrar el negocio con los finlandeses era Franco Pavez (Néstor Cantillana), un partidario del gobierno de Allende que, tras el golpe, comienza a ser perseguido por los militares.

Esa es la razón por la que el personaje, desesperado, merodea la residencia de Brotherus y se decide a saltar una pared para lograr entrar.

“Me quemaron mi casa (…) quién chucha hace una hueá así (sic)”, pregunta Pavez a Brotherus, ante lo que el diplomático le pide que se calme, pues en ese lugar “nadie le va a disparar”.

“Me vine caminando. Me vine corriendo, los milicos estaban disparando afuera de la Embajada de México. Todo el mundo estaba corriendo, algunos saltaban la reja (…) por favor no me dejen en la calle”, suplica Pavez.

Tras el arribo del personaje de Cantillana, llega una veintena más de refugiados a la vivienda, buscando escapar de la autoridad.

Captura | CHV

Estadio Nacional

Una ciudadana finlandesa casada con un chileno sufre la detención de su marido, luego que éste fuera sorprendido en una reunión de partidarios del gobierno de Allende.

Por esa razón es que Brotherus la ayuda a encontrarlo, llegando hasta el Estadio Nacional, lugar donde las Fuerzas Armadas llevaban a los detenidos para torturarlos y obtener información sobre presuntos movimientos radicales.

Mientras el diplomático y la mujer caminan por el recinto deportivo, él nota que un grupo de militares golpea a un capturado, por lo que decide ir en su defensa.

Es en ese momento que, en un movimiento erróneo, llega hasta las butacas del Estadio Nacional, mira a su alrededor, y nota que hay cientos de prisioneros en deplorables condiciones.

Captura | CHV
Captura | CHV
Captura | CHV
Captura | CHV

La serie continuará el 16 y 17 de septiembre a las 22:30 horas en Chilevisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *