Puerto Aguirre – “La horticultura que da vida a la Isla”

Mitos y verdades son los que construyen el relato de la historia de Puerto Aguirre.

El éxito de las conserveras alrededor de los años sesenta, la “Fiebre del Loco y la Merluza” en la década del 80.

Hoy una población flotante de no más de 800 personas componen esta isla, y el doble de perros sus calles. Los bellos paisajes naturales cobijan el silencio de sus rincones. Subidas, bajadas, tejuelas, algunos servicios básicos, la baja disponibilidad de agua dulce, establecimientos comerciales y pintorescos hospedajes componen esta bella postal en el litoral.

No hay casi nada de niños, tampoco jóvenes, pareciera ser que la población adulta, e incluso adulta mayor compone el presente y el mañana. Escasa producción de ovinos y bovinos, y aunque parezca difícil creer, tampoco hay caballos.

La mayoría de las personas que viven en Puerto Aguirre, siguen dependiendo de la extracción de productos del mar, principalmente loco, centolla y algunos moluscos, sin embargo, la marea roja, pone alto a los ingresos de las familias, por lo que muchas de ellas se desempeñan en los programas municipales PMU, limpiando calles, construyendo obras
menores, entre otros.

El contexto vale la pena citarlo, pues determina de alguna manera el cómo esta isla, imperio del loco en su época, llega a transformarse aunque sea lentamente.

De los relatos históricos de la presencia de INDAP se recuerda y se valora. Partió con la distribución de insumos y maquinaria en la época del 60, misión que se desarrollaba en lancha recorriendo casi todo el fiordo, aporte que toma una pausa larga.

En mayo del año 2013, INDAP retoma esta esta relación con la Isla, gracias a un acuerdo entre el Municipio de Aysén y el Área de INDAP, donde 25 familias inician este camino confiando en la posibilidad de diversificación de las labores campesinas, ligado principalmente al cultivo hortícola de autoconsumo.

Desde ese entonces, se coloca la primera piedra, junto a un profesional de PRODESAL, que da vida a este nuevo rumbo del desarrollo agrario, impulsado principalmente por mujeres adultas, incluso adultas mayores.

En la actualidad, ya son 48 usuarios de PRODESAL, quienes se dedican a la producción de lechugas, acelgas, papas, cilantro, entre otros, sin embargo, otros productores más osado como la señora Georgina de Caleta Andrade, ha llegado a incursionar en la producción de tomates, espárragos y choclos.

Georgina Uribe, es nacida y criada en la Isla, como le gusta destacar. Partió trabajando como Asesora del hogar, labor que dejó hace 36 años para dedicarse exclusivamente a la horticultura, que además le permitió darle educación universitaria a sus hijos. Cuenta que de a poco aprendió viendo reportajes en televisión y que desde que llegó INDAP ha sido una tremenda ayuda tanto para ella como para la Isla.

“El apoyo de INDAP ha sido muy grande, porque los materiales son caros y nos han ayudado a iniciarnos en esto. Yo estoy muy contenta, por darle vida a las plantas, hacerme conocida por esto y alimentar a todos los que vienen a comprar”


La historia de Georgina se junta con la de Carlos Fuentes, Agrónomo de Profesión, que hace menos de un año tomó el desafío de asumir como el nuevo PRODESAL de la Isla. Se le ve caminando a paso firme de un sector a otro, saludando a los tímidos habitantes; hace charlas, visita los invernaderos, acarrea materiales y mete sus manos en la tierra junto a los usuarios, los mismos a los cuales hoy le llama sus nuevos amigos.

“Mi labor principal ha sido potenciar el tema de autoconsumo y ojala generar excedentes económicos, con el fin de que nuestros usuarios salgan del autoconsumo y para lograrlo lo que queremos es traer más tecnología, asesorías, nuevas formas de cultivos, verticales, hidroponía e invernaderos con mayor infraestructura. El desafío es que nuestros usuarios logren formalizarse, ojalá tener una feria mensual, porque sabemos que eso permitirá impactar de mejor manera en el núcleo familiar.

La agricultura permite oportunidades y si ellos pone de su parte lograrán importantes avances”, señala confiado.

Para el Director Regional de INDAP Aysén, Patricio Urrutia Ramírez- “Uno de los sellos del INDAP en la región de Aysén, es la capacidad de lograr a través de las Áreas llegar a todos los rincones de la región, por más lejos que se encuentren, aún cuando la cantidad de usuarios sea menor proporcionalmente, por lo que creemos que los instrumentos, las asesorías y las políticas publicas deben ser para todos los chilenos.

En el caso particular de Puerto Aguirre, nuestro horizonte será acercar las oportunidades que permitan dar un valor agregado al quehacer campesino de la Isla. Hemos tenido buenos resultados, motivación por parte de los usuarios y de a poco dividendos económicos, eso nos demuestra que vamos por buen camino”.

Finalmente, se destaca que dentro de los proyectos implementados por INDAP, se cuenta, la entrega del Fondo de Operación Anual y Proyectos de Inversión, que han permitido a los usuarios acceder a un co-financiamiento para invertir en insumos. Así también se han logrado implementar diversos sistemas de soluciones hídricas, permitiendo la eficiencia del riego de las hortalizas a través de sistemas de almacenamiento de aguas lluvia en estanque.

En cuanto a las asesorías, se han realizado capacitaciones en compostaje de residuos domiciliarios y control de plagas con productos
naturales, iniciativas que buscan dar un paso adelante en materia de desarrollo hortícola y social, mejorando las condiciones de las familias campesinas, por más australes que se encuentren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *